Saltar al contenido

Lo que el amor nos enseña: 17 Lecciones de la vida amorosa que aprendemos de la angustia

Lo que el amor nos enseña: 17 Lecciones de la vida amorosa que aprendemos de la angustia 1

Tener el corazón roto viene con enormes cantidades de dolor y pérdida. A menudo no hay una manera fácil de deshacerse de ese dolor. En cambio, es algo que necesitas procesar gradualmente hasta que llegues a un punto en el que puedas abrir tu corazón a alguien de nuevo. Algunos días, dudarás de que sea posible seguir adelante. Es posible que le resulte difícil sacudir todos los recuerdos dolorosos de su pasado. En otros días, sin embargo, usted comenzará a vislumbrar la luz al final del túnel e incluso puede sentirse listo para comenzar a planear partes de su futuro.

Cada vez que tu corazón se rompe, es vital que encuentres una manera de hacer uso de la experiencia. Resulta que lo que el amor nos enseña cuando estamos tristes es tan valioso como lo que aprendemos cuando las cosas van bien. De hecho, hay ciertos tipos de crecimiento personal que sólo pueden ser facilitados por una gran pérdida, por lo que es importante que dediques tiempo a la auto-reflexión incluso cuando el impulso de reprimir tus emociones es fuerte. Aquí hay 17 de las lecciones más profundas y significativas de la vida amorosa que sólo podemos interiorizar a través del dolor de la angustia.

1. Averigüe quién está realmente ahí para usted

Aquellos que están ahí cuando tu corazón está roto son las personas que realmente se preocupan por ti, y que están dispuestos a pasar por experiencias difíciles contigo. Mientras que los amigos de buen tiempo pueden desaparecer hasta que puedas volver a ser más «divertido», los verdaderos amigos te escucharán, te apoyarán y se asegurarán de que nunca te sientas solo.

En algunos casos, también le dirán las cosas difíciles que necesita escuchar para poder seguir adelante. Y cuando la vida vuelva a ser más fácil y feliz para usted, tendrá una mejor idea de quién merece su inversión emocional y quién no.

2. El cambio da miedo pero es necesario

Dejados a nuestra suerte, a menudo nos quedamos con lo cómodo y lo familiar, incluso cuando ya no funciona tan bien para nosotros. Cuando nos enfrentamos a la angustia, también nos vemos obligados a enfrentarnos al cambio. Usted puede encontrar esto aterrador y desestabilizador, pero también desencadena un proceso de transformación que le permite reexaminar absolutamente todo acerca de cómo vive. Este es el momento perfecto para repensar tu carrera, tus valores y tus metas, así como lo que quieres de una relación.

Más adelante, es posible que te des cuenta de que este cambio era necesario aunque su origen fuera desagradable.

3. Está bien pedir ayuda

Es posible que le resulte difícil pedir ayuda cuando la necesita, especialmente si fue criado para creer que debería ser autosuficiente o si se le dijo que sólo los débiles dependen de los demás. Sin embargo, es virtualmente imposible viajar solo a través de la angustia.

Al buscar el apoyo que tanto necesita, se dará cuenta de que no sólo está bien hacerlo, sino que también es positivamente bueno, fortaleciendo sus relaciones y su autoestima.

Una vez que haya pedido ayuda en una situación tan difícil, es posible que le resulte más sencillo pedir ayuda de manera más general, lo que hace que todas las dificultades de la vida sean un poco más fáciles.

4. El tiempo cura las heridas, pero algunas lecciones duran toda la vida

Como se mencionó anteriormente, la angustia puede ser interminable al principio. Sin embargo, pronto descubrirá que el dolor desaparece con el tiempo y que gradualmente se vuelve manejable. En contraste, las lecciones emocionales y psicológicas que aprendes duran para siempre, y ayudan a guiarte a través de todas tus relaciones futuras. Sabrá más sobre lo que quiere y necesita de su pareja, por lo que tendrá menos probabilidades de dedicarle tiempo y energía a personas que simplemente no son adecuadas para usted. Crucialmente, también sabrás con seguridad que puedes sobrevivir incluso a las peores formas de adversidad, y esto puede hacerte más audaz en la búsqueda de nuevas conexiones.

5. Siempre hay revestimientos de plata

Aunque todos sabemos que el dicho «cada nube tiene su lado positivo», realmente hay que vivir con el corazón roto para ver que siempre viene con beneficios sorprendentes. A veces, por ejemplo, se necesita una ruptura difícil para guiarte hacia tu pareja ideal más adelante.

En otros casos, es una experiencia de angustia que te empujará a hacer cambios masivos en tu vida de manera más amplia. Aunque no verás de inmediato los rayos de esperanza pegados a un corazón roto, confía en que ellos vendrán. Cuando mires hacia atrás en seis meses o un año, empezarán a aparecer.

6. Tienes que asumir la responsabilidad por ti mismo

Una de las lecciones más difíciles de la angustia es que usted necesita tomar responsabilidad por sus acciones, sus necesidades y sus sentimientos. Esto no significa que su pena sea su culpa, ni mucho menos.

Más bien, la idea es que no puedes confiar en que otra persona se ocupe de ti y regule tus emociones. A menudo, cuando nos apegamos profundamente a alguien en una relación, nos volvemos dependientes de él o lo vemos como la fuente de nuestra felicidad y valor. Una ruptura es un duro pero importante recordatorio de que esta felicidad tiene que venir de dentro, como lo hace tu autoestima.

7. Usted no está definido por sus relaciones

Lo que el amor nos enseña: 17 Lecciones de la vida amorosa que aprendemos de la angustia 2

Del mismo modo, pasar por una angustia le ayuda a hacer un balance del hecho de que usted es un individuo. Su identidad no está subsumida por la de su pareja, y no está definida por su sociedad.

Cuando una relación termina, pregúntese qué se ha perdido dentro de ella. ¿Qué partes de ustedes fueron empujadas hacia abajo o puestas a un lado para hacer que la relación funcione? ¿Cómo puedes nutrir esas partes ahora, reclamándolas como aspectos positivos de tu individualidad?

Además, recuerde que usted siempre vale algo. Usted no necesita ser parte de una pareja ni hacer nada por ninguna otra persona para que esto sea verdad.

8. Todo el mundo atraviesa un momento de angustia

Si no te han roto el corazón antes, podrías haber pensado que nunca te pasaría en esta vida. Por el contrario, es una experiencia universal, y es importante para el crecimiento y el autoconocimiento. Una vez que has pasado por esto, el proceso se desmitifica y llegas a entender que es sólo una parte de la vida. Es doloroso, pero no se puede evitar. Esta nueva conciencia puede ayudar a animarte a tomar más riesgos y a ponerte más a prueba, ya que sabrás que no hay manera de simplemente esconderte de todo el dolor o la incomodidad.

9. La salud mental es tan importante como la salud física

Cuando su salud mental es buena, es más fácil subestimar lo importante que es y concentrarse en el cuidado de su cuerpo. Sin embargo, cuando tu corazón está roto, te das cuenta de lo crucial que es tu bienestar mental. Esto puede empujarlo a cuidar su salud psicológica de manera más deliberada y completa. Además, este es un hábito que puede mejorar y extender su vida.

Reflexione sobre la mejor manera de practicar el autocuidado durante los momentos de angustia. Además, considere cómo puede continuar cuidándose a largo plazo. A menudo, es una disminución de la salud mental lo que hace que uno se decida a mantenerla en el futuro.

10. Recuerdas tus viejas metas e inspiración

Lo que el amor nos enseña: 17 Lecciones de la vida amorosa que aprendemos de la angustia 3

Así como una ruptura puede reencontrarte con partes de ti mismo que fueron suprimidas en tu relación, también te da la oportunidad de reconectarte con tus viejas metas.

¿A qué renunciaste o aplazaste para complacer a la persona con la que estabas? ¿Cómo podrías perseguir esos objetivos ahora?

Una vez que empiezas a pensar en esto y empiezas a hacer planes, a menudo te encontrarás abrumado con una vieja oleada de inspiración que no has sentido en años. Una vez más, esto es parte de reclamar su identidad como individuo y mirar más allá de su papel como socio de alguien.

11. La ruptura del corazón alimenta la creatividad

Muchas de sus canciones, novelas y poemas favoritos fueron escritos en tiempos de angustia. Pasar por una pérdida tan monumental tiende a alimentar la creatividad. Así que, piensa en lo que podrías hacer con tus sentimientos. Ya sea que escriba, pinte, haga música o tome fotografías, puede encontrar maneras de canalizar su dolor en algo hermoso.

Además, recuerde que no necesita documentar sus experiencias precisas si no lo desea. Simplemente puedes usar tus sentimientos como base de una obra de arte y luego convertir la historia en otra cosa.

12. No siempre conseguimos lo que queremos

Si has tenido una vida encantadora hasta ahora, que te rompan el corazón te enseñará la importante lección de que no siempre conseguimos lo que queremos. Incluso si usted es generalmente afortunado y feliz, ciertas cosas están más allá de su control. Después de todo, todas las vidas están compuestas de alegrías y miserias. Aunque esto parece una lección desagradable, también es un recordatorio de que puedes elegir hacer algo bueno en los momentos en que no obtienes lo que quieres. Cada vez que esto suceda, pregúntese qué ha descubierto, qué aprendizaje llevará adelante y cómo su vida será diferente de una manera positiva.

13. La independencia está subestimada

Muchos de nosotros renunciamos a nuestra independencia cuando entablamos relaciones. Si bien esto puede parecer seguro y tranquilizador, el hecho de que te rompan el corazón puede empujarte de nuevo a un nivel de independencia que te da poder. Después de todo, cuando eres completamente autónomo, puedes elegir qué hacer con cada aspecto de tu vida. Su tiempo y su dinero son sólo suyos. Su única responsabilidad es tomar decisiones que funcionen para usted.

Intenta hacer una lista de las cosas que harás con tu nueva independencia. Puntos de bonificación si no hubieras podido hacer estas cosas mientras aún estabas en tu antigua relación.

14. Las emociones pueden ser fugaces y poco fiables

Lo que el amor nos enseña: 17 Lecciones de la vida amorosa que aprendemos de la angustia 4

Las rupturas muestran algo importante acerca de la naturaleza transitoria de las emociones.

Todo lo que sentimos, ya sea maravilloso o horrible, es temporal. Pasar por la angustia te muestra que incluso los sentimientos más desagradables son fugaces, y esto puede ser una fuente de fortaleza para ti en el futuro.

Es saludable practicar una especie de aceptación desapegada de tus emociones. Esta es la piedra angular de los ejercicios de atención plena, que te enseñan a observar tus sentimientos y a verlos como algo que se aparta de ti. Ver los sentimientos de esta manera puede ser liberador, lo que hace más difícil quedar atrapado en la desesperación en el futuro.

15. El amor puede sacar lo peor (y lo mejor) de la gente

Cualquier experiencia de desamor te muestra que el amor saca a relucir los extremos en todos nosotros. Podemos estar en nuestro mejor momento con nuestros socios, y también en nuestro peor momento. Esta es una lección útil para avanzar en nuevas relaciones, recordándonos que no debemos esperar la perfección de nosotros mismos o de los demás.

Además, trate de recordar que la forma en que se siente y se comporta en momentos de angustia extrema no es una guía confiable para saber quién es usted como persona. Por lo tanto, haga todo lo posible para no sentirse avergonzado o avergonzado por este período de su vida. Además, no saque demasiadas conclusiones sobre su identidad.

16. Todo sucede por una razón

Todo lo que sucede en tu vida es parte de una narrativa que te guía hacia el propósito de tu vida. En el momento de la angustia, simplemente tienes que tomar la fe de que este es un paso esencial en tu viaje. Sin embargo, más adelante en la vida, usted podrá ver el papel que este dolor jugó en su desarrollo.

Para evidencias de esto, piense en alguna dificultad previa que haya experimentado. Fíjese en cómo puede rastrear los desarrollos positivos que vinieron directamente de este período desafiante. Sea paciente, crea en su futuro y sepa que algún día le dará sentido a su dolor.

17. La vida continúa

Finalmente, así como tus emociones son impermanentes, también lo son cada etapa de tu vida. Cuando te rompen el corazón, empiezas a ver que incluso las experiencias más devastadoras no detienen la vida. Continúa avanzando, cambiando a su alrededor, y con el tiempo ustedes también cambiarán. Las relaciones pueden ser tumultuosas y profundamente dolorosas, pero no le impedirán seguir adelante. Intenta decir «La vida continúa» como una afirmación para recordarte que esta es simplemente una fase difícil de la vida, no toda tu historia. Con el tiempo, esto sólo será un recuerdo. Sin embargo, las lecciones que has aprendido permanecerán.