Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente

Probablemente hayas oído hablar de los hábitos zen en los que la gente dice “salir zen” para descansar y rejuvenecer. Pero, ¿qué son exactamente los hábitos Zen? ¿Son realmente beneficiosos o son solo una tendencia de moda?

En términos generales, los hábitos Zen te ayudan a orientarte en el presente, calmarlo y mejorar tu concentración. Por ejemplo, algunas técnicas Zen implican cambiar cómo comienzas el día o cómo te relajas, mientras que otras enfatizan lo importante que es interactuar con los demás de maneras específicas. Lo que todos estos comportamientos tienen en común es la acción consciente y consciente de sí mismo.

En este artículo, explicaremos qué unifica los hábitos zen y lo guiaremos a través de una variedad de formas poderosas en las que estos hábitos pueden mejorar su vida. Finalmente, consideraremos cómo puede beneficiarse de inmediato al combinar los hábitos Zen con las herramientas y técnicas de la Ley de Atracción .

¿Qué es el zen y qué significa el zen?

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 2【El Secreto】

Entonces, ¿qué es el Zen? Se originó como un conjunto de budismo, centrado en refinar y practicar la meditación.

En consecuencia, observar la forma en que viven los monjes Zen puede ayudarnos a comprender cómo funciona la filosofía Zen moderna.

En particular, estos monjes se centran en estar presentes en todas las cosas en todo momento y en ser generosos con los demás. Se adhieren a un valor central de la compasión y apuntan a servir a los demás.

Sin embargo, es posible recibir mensajes importantes del Zen japonés y del Zen chino sin convertirse en monje (ni nada parecido).

El significado del Zen está íntimamente ligado a las interpretaciones individuales. La naturaleza de un estilo de vida Zen puede variar drásticamente entre personas. Por ejemplo, la armonía es un concepto importante en el Zen, pero puede aplicarlo de varias formas.

Para usted, podría centrarse principalmente en la meditación Zen y en las técnicas de atención plena asociadas, con énfasis en hacer que su vida mental sea más armoniosa. Mientras tanto, alguien más podría referirse al Zen principalmente para informar sus relaciones con los demás.

Sin embargo, no importa qué tipo de vida Zen viva, es probable que el sentimiento resultante sea similar: uno de claridad, calma y autoconciencia . Cuando vives de acuerdo con la ideología zen, deliberadamente simplificas la vida y aspiras a ser auténtico en todos los sentidos.

Al adquirir hábitos zen y practicar las técnicas asociadas, puedes alcanzar un estado de tranquilidad y paz que te hace más feliz en todos los ámbitos de la vida.

¿Qué son los hábitos zen?

Artículos de hábitos zen

Ahora que tiene un sentido de la filosofía Zen, pasemos a ver cómo puede comenzar a incorporar los hábitos Zen en su vida diaria.

Primero, ¿qué es un hábito Zen? A grandes rasgos, es cualquier forma de comportarse o pensar que refleja y encarna los valores clave del estilo de vida Zen.

Los valores clave incluyen: tranquilidad, compasión, autenticidad, calma y atención plena. Algunos de esos hábitos son personales, otros son interpersonales y, sin embargo, se refieren más a nuestras actitudes hacia las posesiones materiales.

Exploraremos once cosas distintas que puede hacer para comenzar a adoptar el Zen en su vida hoy.

11 hábitos zen diarios que puede comenzar hoy

Cada uno de los siguientes hábitos le ayudará a concentrarse más en el presente, ser más generoso y consciente de sí mismo. Puede elegir solo un par (por ejemplo, atención Zen y reducir el desorden) antes de agregar otros, o puede optar por incorporar todo a su vida lo antes posible. Independientemente de cuál elija, todas estas prácticas zen se pueden realizar sin ningún conocimiento o equipo especializado. Todo lo que necesita es curiosidad, mentalidad abierta y voluntad para avanzar hacia un cambio positivo.

Practica ejercicios de pensamiento positivo

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 3【El Secreto】

Probablemente ya conozca algunos ejercicios de pensamiento positivo , pero hay técnicas Zen particulares que puede aplicar aquí. Específicamente, piense en cómo ve el sufrimiento e intente transformarlo.

En este momento, probablemente piense en ver la incomodidad como algo negativo, como la tortura, como algo que desea evitar.

Pero considere la frecuencia con la que ha pasado de las dificultades.

Así como nuestros músculos se fortalecen después de duros entrenamientos, nuestras mentes y personajes evolucionan y mejoran a medida que superamos los desafíos.

La próxima vez que esté sufriendo, haga un ejercicio en el que se pregunte qué aprenderá, qué le enseñan.

¿Cómo serás mejor, más fuerte y más capaz después de esto? A menudo, mirar atrás a ejemplos pasados ​​nos ayuda a creer que el sufrimiento es realmente un camino hacia el crecimiento. Cambiar su perspectiva de esta manera lo hace más positivo y más abierto a salir de su zona de confort.

Estar con y explorar la naturaleza

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 4【El Secreto】

En estos días, es fácil para nosotros vivir nuestras vidas sin conectarnos mucho con el mundo que nos rodea.

Podemos vivir en nuestros teléfonos, en nuestras computadoras, siempre mirando hacia abajo y siendo absorbidos por lo que compite por su atención.

Parte del estilo de vida Zen implica desconectarse a veces y simplemente sintonizar lo que está frente a usted.

La forma obvia de hacer esto es salir a la naturaleza: disfrutar de las vistas, los olores y los sonidos, y apreciar lo que la Tierra nos brinda. Sin embargo, puede practicar este tipo de desconexión saludable apagando su teléfono y observando su entorno.

La clave es concentrarse en toda la vida y la inmediatez que sucede a su alrededor, revitalizando su sentido de conexión con el mundo y otras personas en él. Intente hacer esto solo durante media hora al día y vea la diferencia que hace.

Recuerda vivir en el presente

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 5【El Secreto】

Cuando reflexionas sobre el pasado o tratas de planificar con ansiedad cada aspecto del futuro, te pierdes lo que está sucediendo aquí y ahora.

La filosofía zen enfatiza que el presente es todo lo que tenemos y que podemos prosperar si realmente apreciamos cada momento tal como viene.

Hay todo tipo de cosas que puede hacer para recordar cómo vivir en el presente .

Por ejemplo, una técnica consiste en decir afirmaciones diarias que te anclan en el ahora, como "Me comprometo plenamente con el momento presente".

Otro ejercicio que puedes hacer consiste en dar un paseo diario y tratar de absorber cada detalle: ¿puedes encontrar diez cosas hermosas?

Alternativamente, podría tener un objeto en su bolsillo que mirar o sostener cada vez que se sienta atrapado en la obsesión por el pasado o el futuro.

Practica ejercicios de respiración

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 6【El Secreto】

Los ejercicios de respiración sirven para una amplia gama de propósitos que se alinean con el estilo de vida Zen.

En primer lugar, funciona como una especie de técnica de atención plena, dándote algo en lo que concentrarte que ralentiza tu mente y te anima a sumergirte en el momento.

Además, calma tu cuerpo, regula los latidos de tu corazón y te relaja.

También vale la pena señalar que los ejercicios de respiración le brindan la oportunidad de calmar la ansiedad, la ira y otras emociones negativas, lo que lo alienta a inclinarse hacia la positividad y la compasión.

Todo lo que necesita hacer es encontrar un lugar cómodo y tranquilo, sentarse y cerrar los ojos. Respire contando hasta cinco, manténgalo contando hasta tres y exhale contando hasta siete.

Haga esto tantas veces como desee; muchas personas comienzan con 10 o 20 respiraciones. Intente hacer ejercicios de respiración antes de acostarse y vea si mejora su forma de dormir.

Sonríe a menudo y ayuda a los demás

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 7【El Secreto】

El aspecto externo del estilo de vida Zen enfatiza la importancia de acercarse a las personas abiertamente, con calidez y positividad.

Entonces, uno de los hábitos Zen diarios que puede agregar a su vida consiste en sonreír incluso a aquellos que no conoce. Puede aprovechar todas las oportunidades que pueda para difundir la positividad y hacer conexiones.

Además, ayudar a las personas es la clave para adoptar el Zen.

Hay docenas de formas en las que puede hacer esto, desde el trabajo voluntario hasta ofrecer ayuda a sus seres queridos, escuchar a los que necesitan consejos y llegar a aquellos que puedan estar solos o necesitados.

Es importante evitar agotar sus propios recursos en su búsqueda por ayudar a otros. Es probable que descubra que acercarse y dedicar su tiempo y atención a las personas en realidad lo hace sentir rejuvenecido y más en paz.

Haz una cosa a la vez

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 8【El Secreto】

Una vez más, el estilo de vida moderno es uno en el que se nos anima constantemente a realizar múltiples tareas.

Flotamos entre diferentes compromisos y actividades, y a menudo nunca nos involucramos realmente en ninguna de las cosas de todo corazón.

Dado el valor zen de la atención plena, existen mejores formas de abordar sus tareas diarias. En particular, trate de establecer una regla para hacer una cosa, prestando toda su atención a cada elemento de su lista.

Por ejemplo, en lugar de ir y venir entre una tarea de trabajo y su teléfono, complete la tarea de trabajo y luego tome un descanso consciente para hacer algo que disfrute.

Con tareas y compromisos más importantes también, puede ser más saludable hacer una cosa a la vez. No intente aprender diez nuevas habilidades; más bien, aprenda metódicamente y perfeccione una, luego pase al siguiente desafío.

Pregúntese: ¿es necesario?

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 9【El Secreto】

Piense en lo que es necesario para su vida. Si volvemos al monje Zen y le preguntamos qué tiene en su vida, encontraremos que la respuesta es "Muy poco".

En lugar de tener 20 pares de zapatos, tecnología costosa y un televisor grande, el monje se enfoca en tener ropa cómoda y funcional, suficiente comida para satisfacer sus necesidades y las herramientas simples necesarias para seguir adelante con la vida.

El ejercicio asociado que puede hacer aquí es simplemente este: cuando piense en obtener algo nuevo, pregúntese "¿Es esto necesario?". Por supuesto, el mensaje no es que necesitas vivir como un monje para obtener algo significativo de las enseñanzas Zen.

Más bien, esto es solo un recordatorio de que a menudo tenemos muchas cosas que no son necesarias, y preguntarnos qué es lo que realmente necesitamos puede ayudar a asegurarnos de que nos concentramos en las cosas que realmente importan.

Integra la meditación en tu día

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 10【El Secreto】

La mediación zen no siempre parece estar sentado en un cojín con los ojos cerrados.

Más bien, con la actitud y la mentalidad adecuadas, casi todo puede convertirse en una tarea meditativa que mejora la concentración, induce sentimientos de calma y le ayuda a aclarar su mente.

Las buenas formas de presentar múltiples experiencias meditativas diarias incluyen cambiar su actitud hacia la cocina, la limpieza y los viajes.

Tomemos la cocina como ejemplo. Para convertirlo en una forma de meditación, intente involucrar todos sus sentidos en el proceso.

¿Qué puedes oler? ¿Qué colores puedes ver? ¿Cómo responde tu cuerpo a la comida, al deseo de comerla? ¿Qué puedes oír? Observe el chisporroteo de una sartén en la estufa, la forma en que las hierbas se mezclan en una salsa y el calor de una cuchara en su mano.

Pronto, estarás completamente inmerso en el momento presente, sin que te molesten los pensamientos que te distraigan.

Siga una rutina estructurada

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 11【El Secreto】

El consejo de seguir una rutina diaria estructurada puede sonar restrictivo como si carece de espontaneidad y enfatiza la inflexibilidad.

Sin embargo, el mensaje Zen sobre seguir una rutina estructurada no se trata necesariamente de repetirte y nunca revisar tus planes.

En cambio, se trata de asegurarse de dedicar un tiempo específico a objetivos y metas específicos. Esta sugerencia es similar al comentario anterior sobre multitarea, que le instaba a hacer una cosa a la vez.

Un ejemplo de vivir de una manera estructurada y enfocada podría implicar reservar una hora de la noche para tareas de meditación y autorreflexión, y una hora por la mañana para escribir sobre sus planes y sentimientos.

También puede ir más allá de lo diario, por ejemplo, establecer una meta mensual de visitar un nuevo lugar y dar un paseo consciente en la naturaleza o incluso establecer metas de vida y trabajar para alcanzarlas diariamente.

El objetivo general es solo asegurarse de estar completamente inmerso en todo lo que hace.

Sea mínimo

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 12【El Secreto】

En muchos sentidos, el corazón del estilo de vida Zen gira en torno a una vida sencilla.

A menudo, sin querer hacerlo, acumulamos muchas "cosas" a lo largo de nuestras vidas.

A veces, cosas que ni siquiera queremos o necesitamos, que compramos impulsivamente o que recibimos de otros. A medida que pasan los años, estos objetos materiales pueden comenzar a abarrotar nuestros hogares y quizás incluso nuestras mentes.

Un entorno desordenado puede hacer que nuestro pensamiento sea caótico. Por lo tanto, se sostiene el razonamiento de que simplificar ese entorno puede hacernos pensar de una manera más clara y enfocada.

Para los elementos materiales de su vida, pregunte "¿Es necesario?" o "¿Qué aporta esto a mi vida?".

Si la respuesta es "No", o "No mucho", tal vez páselo por alto o regálelo. Se puede aplicar una regla similar a ciertas formas de pasar el tiempo e incluso a las relaciones potencialmente tóxicas en su vida.

Fíjese expectativas diarias realistas

Encuentra el zen con 11 hábitos zen diarios y vive el presente 13【El Secreto】

Si bien es bueno desafiarse y esforzarse, tratar constantemente de crecer y evolucionar, la filosofía Zen nos dice que nos aseguremos de establecer expectativas realistas.

Una vez más, aquí hay temas de simplicidad y enfoque, un estímulo para dedicarse completamente a cada tarea en la que se involucra.

Siempre que exista la posibilidad de hacer más cosas en niveles superficiales o hacer menos cosas en profundidad, elija lo último.

Sumérjase en lo que ama y trabaje con cuidado para alcanzar sus metas.

Este hábito Zen es aplicable en todos los aspectos de su vida y todos los días. Una técnica que puede usar es mantener un bloc de notas en el que anote tres cosas que planea lograr a diario. Cíñete a ellos y no apuntes a más.

Luego, use el resto de su energía para la recreación y el cuidado personal .

Combinando tus hábitos zen con la ley de la atracción

Ahora está armado con 11 hábitos Zen sencillos pero poderosos que puede elegir agregar a usted mismo tan pronto como lo desee, incluso hoy. Finalmente, consideremos cómo estas técnicas se pueden combinar con los ejercicios de la Ley de Atracción para obtener los mejores resultados.

Hay muchos puntos de superposición aquí, así que veamos tres de los principales. En primer lugar, observe que los hábitos de pensamiento positivo de Zen también ayudan a respaldar los objetivos de la Ley de Atracción. Los objetivos de la Ley de las atracciones son mantenerse positivos, vibrar en una frecuencia alta y centrarse en la abundancia en lugar de la falta. Esto significa que los hábitos Zen pueden ayudarlo a manifestar sus objetivos a un ritmo más rápido.

En segundo lugar, como te habrás dado cuenta, todas las técnicas Zen que se centran en la atención plena y en vivir el presente mejoran tu capacidad para concretar lo que quieres lograr. Estos hábitos le ayudan a eliminar el ruido de fondo superfluo o irrelevante, como pensamientos negativos, una cantidad excesiva de tareas o cavilaciones sobre el pasado. Entonces, el Zen complementa la Ley de Atracción aquí, ya que la manifestación efectiva requiere enfoque y consistencia de pensamiento.

En tercer lugar, la forma en que Zen te anima a tratar a los demás, con positividad y compasión, refleja los consejos que recibimos de los expertos en La Ley de Atracción. La teoría es que si difundimos alegría, obtenemos alegría a cambio. Entonces, cada vez que tratamos de hacer felices a los demás y mostrarles apertura, manifestamos más apertura y placer en nuestras propias vidas.