¿Ensayas argumentos en tu cabeza, por si acaso?

Entonces esto es para ti…

Ensayar mentalmente los argumentos es una actividad común. Por ejemplo, tal vez te encuentres imaginando automáticamente un diálogo lleno de conflictos cuando consideres acercarte a alguien en el trabajo sobre un problema en curso, o una difícil pelea familiar te haya dejado obsesionado por las "líneas de discusión" que podrías haber dicho.

Sin embargo, independientemente de cómo y cuándo ensayes argumentos, estás participando en una forma de intensa pensamiento negativo eso es a menudo irracional. Pero, ¿cómo detiene este hábito y lo reemplaza con algo más productivo?

¿Por qué ensayamos argumentos?

Primero, debe comprender mejor por qué es que tendemos a ensayar argumentos. En muchos casos, lo que sucede es que nuestra mente simplemente se atasca en un viejo argumento angustioso o en la expectativa de uno futuro.

En cualquier caso, podemos sentirnos mejor temporalmente. Por ejemplo, si ensayas un argumento anterior, puedes fingir que "ganaste". La sensación de victoria, incluso en la fantasía, puede suavizar la vergüenza o la angustia del incidente real.

Mientras tanto, si ensayas un argumento esperado, puedes sentirte mejor acerca de tu capacidad para mantenerte un paso adelante y manejar la realidad si ocurre.

Por eso nos involucramos en este proceso. Sin embargo, el problema es que, en última instancia, es un mecanismo de defensa inútil.

Por qué es malo ensayar argumentos

Hay muchas razones por las cuales ensayar argumentos terminan causando más daño que bien.

Algunos de los más significativos incluyen:

  • Te quita tu paz

Cuando imagina una discusión, las respuestas al estrés de su cuerpo se ponen en marcha e inundan su sistema con cortisol. Su presión arterial aumenta, su corazón late más rápido y fácilmente puede terminar sintiéndose nervioso.

  • Es una pérdida de tiempo

No puede cambiar el pasado o predecir cómo otra persona le hablará en el futuro, convirtiendo un argumento ensayado en una pérdida de tiempo inútil. Solo piense en lo que podría estar haciendo, como hacer planes productivos para el futuro, centrarse en la gratitud o reorganizar su vida social para bloquear a las personas que son tóxicas y socavando.

  • Te pone en un estado negativo

Incluso si imagina ser el vencedor en una discusión, el acto de visualizar el conflicto cambia su enfoque a pensamientos y sentimientos negativos. La ira, el resentimiento, la amargura y los deseos vengativos están a la vanguardia de su mente, lo que reduce su capacidad de disfrutar su vida.

  • Reduce tu potencial de manifestación

Si reúne la información anterior, es obvio por qué un hábito de ensayar argumentos interfiere con su capacidad de utilizar la Ley de Atracción en todo su potencial. Esencialmente, te estás obligando a vibrar a una frecuencia baja y negativa, y estás visualizando cosas malas que realmente no quieres que sucedan (en lugar de visualizar los sueños que quieres lograr).

Cómo dejar de tener argumentos imaginarios

Ahora que tiene una mejor idea de por qué podría sentirse tentado a ensayar argumentos y por qué eso no es realmente bueno para su bienestar o su potencial de manifestación, es hora de pensar en cómo puede evitar este tipo de pensamiento excesivamente destructivo.

(PD ¡Podría ser que uno de estos 10 bloques de abundancia comunes esté saboteando el éxito que estás manifestando! Haga clic aquí ahora para tomar el cuestionario "Abundance Blocker" para obtener más información y cómo purgar su vida de negatividad..)

Aquí hay algunas formas de ser proactivo para realizar cambios:

  • Vigila tus pensamientos

Si puede descubrir cómo comenzar a reproducir un argumento antiguo o ensayar uno imaginario, podrá detener el proceso antes de que comience realmente. Cultive el hábito de darse cuenta cuando comience a fantasear sobre una situación cargada de conflictos.

  • Distraerse

Cuando te encuentres ensayando argumentos, busca distraerte con algo bueno. Llama a un amigo, comienza a leer un libro absorbente, mira una película divertida o pon música alegre y comienza un entrenamiento enérgico. Su enfoque cambiará en poco tiempo.

  • Imagina algo diferente

También puede seguir con el tema de imaginar sus interacciones con esta persona en particular, pero cambie la visualización para que adquiera un sabor positivo que influya en su estado de ánimo de una buena manera. Por ejemplo, puede imaginarse tener una conversación tranquila y amorosa con la otra persona, o cerrar el conflicto antes de que realmente comience (negándose a socavar su felicidad).

  • Poner fin a los argumentos en curso

Finalmente, si el argumento que está ensayando se relaciona con la negatividad continua entre usted y otra persona, considere qué pasos concretos puede tomar en el mundo real para hacer las cosas bien. ¿Tienes una disculpa? ¿Hay algo que pueda sugerir para ayudarlos a ambos a mantener la paz en el futuro?

Encuentra una manera de tragarte cualquier orgullo persistente y construye puentes con esta persona si es alguien que te importa. Mientras tanto, si se trata de una discusión con alguien que no aporta nada bueno a su vida, piense en cómo puede terminar la discusión eliminando potencialmente a esta persona de su esfera de influencia.

Prueba gratuita de abundancia de la ley de atracciónPregúntate esto:
¿Qué tan cerca estás ahora de la riqueza y la abundancia?

¿Cuál de estos 10 'bloques de abundancia' comunes está saboteando el éxito que mereces?

Haga clic aquí y descubra este cuestionario gratuito de 30 segundos.