¿Problemas de compromiso? Cómo superar el miedo a la intimidad

Como muchas personas, tal vez le interese usar la Ley de la Atracción para encontrar el amor que siempre ha deseado. Sin embargo, si ha pensado por qué aún no ha logrado manifestar amor, te habrás dado cuenta de que parte de ti está asustada.

Ya sea que esté pensando en intimidad física o intimidad emocional, la idea de estar cerca de alguien puede ser aterradora. Puede comenzar a alejar a los demás sin quererlo, o su miedo a la intimidad puede evitar que vibre en la frecuencia correcta para atraer a las personas. Esto puede hacerte sentir miserable, atrapado en una vida solitaria eso no te satisface.

Afortunadamente, no tienes que quedarte atrapado de esta manera. Existen métodos para lidiar con sus ansiedades y para permitir que las personas entren a su corazón de una manera segura y gratificante. Esta guía analizará cómo finalmente superar los problemas de intimidad y encontrar el alma gemela que te mereces.

¿Qué es la intimidad?

cuestionario gratuitoPrimero, debemos explorar la naturaleza y el significado de la intimidad. En verdad, hay muchos tipos diferentes, y surgen en todas nuestras relaciones cercanas.

Entonces, puedes ser tan íntimo con un amigo como lo eres con un amante. La intimidad no se trata solo de romance, sexo o contacto. En los términos más simples, ser íntimo con alguien significa permitirse ser conocido por ellos, al mismo tiempo que permanece abierto a conocerlos a cambio.

Una amplia gama de investigaciones psicológicas ahora confirma que aunque puede vivir sin intimidad, no puede crecer y prosperar de la misma manera. Incluso hay algunos estudios que vinculan la falta de intimidad con una vida útil más corta. A veces asociado con un trastorno de ansiedad, los problemas de intimidad pueden aparecer en las relaciones familiares, platónicas y románticas.

Entonces, ¿cómo sabes cuándo estás luchando con el miedo a la intimidad? Veamos los signos clave.

Signos de miedo a la intimidad

El miedo a la intimidad puede verse muy diferente de persona a persona, dependiendo de dónde se encuentre en la escala de miedo a la intimidad.

Piense en lo siguiente como una especie de "prueba de miedo a la intimidad". Cuantas más señales reconozca, más probabilidades tendrá de tener problemas con este problema:

  • Ambivalencia sobre las interacciones sociales (por ejemplo, querer estar con otros pero también preocuparse por ello)
  • Autoconciencia
  • Imaginando que otros piensan mal de ti
  • Ansiedad ante la idea de ser tocado (un síntoma de problemas de intimidad física en particular)
  • Dificultad para formar o mantener relaciones cercanas
  • Perfeccionismo
  • Náuseas y sudoración (manifestaciones físicas de ansiedad)
  • Dificultad para ser sincero con los demás.
  • Encontrar excusas para evitar a las personas una vez que hayas comenzado a conocerlas
  • Generando excusas de por qué los amigos o socios potenciales no son adecuados para ti
  • Sentirse atrapado cuando alguien expresa interés en ti
  • Tendencias adictas al trabajo
  • Creyendo que en el fondo, no eres adorable.

cuestionario gratuito

7 maneras de superar el miedo a la intimidad

Como probablemente pueda imaginar, no hay un solo temor al tratamiento de intimidad que se adapte a todos. Por ejemplo, los problemas de una persona pueden estar principalmente enraizados en problemas de confianza, mientras que los de otra persona podrían centrarse en gran medida en experiencias traumáticas pasadas de cercanía.

Sin embargo, existen ciertas estrategias que funcionan para la mayoría de las personas y que pueden adaptarse fácilmente a sus necesidades específicas. Vale la pena señalar que si sospecha que tiene un trastorno de ansiedad subyacente que se relaciona con algo más que la cercanía interpersonal, debe discutir esto con su médico. En tales casos, los medicamentos, la terapia o una combinación de ambos pueden marcar una gran diferencia en su calidad de vida general.

Dicho esto, muchas personas con miedo a la intimidad no necesitan medicamentos ni psicoterapia intensiva. Simplemente necesitan trabajar para cambiar su forma de pensar predeterminada. Con eso en mente, veamos siete de las formas más efectivas para superar su miedo a la intimidad.

(¿Hay algo más que te frene también? Asegúrate de toma esta prueba ahora para descubrir lo que está saboteando tu éxito!)

1. Deja de escuchar a tu crítico interno

Todos tenemos una crítica interna. Es esa voz áspera dentro de nosotros que nos dice que no somos lo suficientemente buenos. Si tienes un crítico interno ruidoso, podría decir esto en todas las áreas de tu vida, y podrías pensar que no tiene sentido tener intimidad con los demás porque al final solo te rechazarán. Entonces, para combatir su miedo a la intimidad, debe trabajar para silenciar al crítico. ¿Cómo haces esto?

El primer paso es conciencia. Observe cuando su crítico interno está hablando y apáguelo deliberadamente. Puede intentar simplemente centrar su atención en otra cosa o decir un firme "¡No!" (Ya sea en voz alta o en su cabeza).

A largo plazo, intente reescribir activamente las creencias expuestas por su crítico interno. Una técnica útil aquí es escribir lo que dice el crítico, luego escribir declaraciones positivas que funcionen como sustitutos.

2. Mira tu historia

No naciste temiendo intimidad. Estos problemas se originaron en algún lugar de su pasado y descubrieron por qué pueden ayudarlo a ver las relaciones desde una perspectiva diferente. Al pensar en esto, puede darse cuenta de que la respuesta es bastante obvia.

Por ejemplo, quizás creció en un hogar donde los asuntos, separaciones u otros eventos impredecibles le dieron el mensaje de que no es seguro acercarse a alguien.

Alternativamente, puede darse el caso de que muchas cosas más pequeñas marquen la pauta para su visión actual de la intimidad. Tal vez tengas experiencias infantiles de acoso infantil que te hicieron sentir desagradable, junto con los juicios negativos de tus padres.

El punto clave aquí es que si puede identificar los orígenes de su miedo a la cercanía, puede comenzar a responder conscientemente a estas dudas y desarrollar racionalmente una nueva visión de la intimidad. Con el tiempo, la nueva visión será lo que dicte tus respuestas emocionales.

3. Relájate

Como es obvio en la lista anterior de síntomas de miedo a la intimidad, tener este tipo de problema es una experiencia estresante. Además, la tensión y el estrés que sientes son parte de un círculo vicioso. ¡Cuanto más te sientas agitado, más probabilidades tendrás de evitar la intimidad, y cuanto más evites la intimidad, más agitado e infeliz te volverás! Es por eso relajación es una parte vital de cualquier estrategia para romper el miedo.

Trate de reservar al menos una hora y un día donde use su tiempo exclusivamente para actividades relajantes. Meditación, atención plenay ejercicios de yoga Todos son ejemplos obvios, pero cualquier cosa que te haga sentir relajado cuenta. Eso significa que leer una novela, hacer algo creativo o acurrucarse para mirar televisión también pueden ser buenas opciones.

Además de relajarte, estos pasatiempos son formas de autocuidado que aumentan la autoestima Le envían a su mente subconsciente la señal de que usted es una persona valiosa y valiosa.

4. Determine lo que quiere de la vida

Las causas del miedo a la intimidad a veces pueden estar vinculadas a una confusión general sobre lo que quieres en la vida. Si, por ejemplo, no sabes qué tipo de pareja realmente quieres o qué quieres lograr con esa pareja, puede ser tentador evitar el romance por completo.

Por lo tanto, tómese un tiempo para imaginar las circunstancias ideales de su vida. ¿Qué hará para ganarse la vida y cómo pasará su tiempo? ¿Dónde vivirás? Y, crucialmente, ¿con quién vivirás?

Considere los rasgos que desea en una pareja y las cosas que no está dispuesto a aceptar. Piensa si quieres tener hijos, los tipos de pasatiempos que quieres compartir y por qué este tipo de relación mejorará tu vida. Además de ayudarlo a dar sentido a sus propios deseos, este tipo de actividad reflexiva lo alienta a ver las relaciones bajo una luz positiva.

5. Construir confianza en uno mismo y dejar de lado las inseguridades

Como se sugirió anteriormente, tener un trastorno para evitar la intimidad a menudo puede tener mucho que ver con su autoestima. Esto significa que es vital para usted trabajar en aumentando tu confianza y en sentirse bien contigo mismo.

la Ley de Atracción

Por ejemplo, asegúrese de hacer mucho ejercicio, mantener una dieta saludable y placentera, y seguir sus pasiones para obtener un verdadero placer todos los días.

A medida que realice este tipo de cambios, seguramente verá una diferencia en la forma en que ve la intimidad y las relaciones interpersonales también.

Por supuesto, también puede tener inseguridades arraigadas más profundas que son más difíciles de controlar. En estos casos, coaching de vida o el asesoramiento puede ser muy útil. Incluso unas pocas sesiones pueden ser suficientes para ayudarlo a recalibrar su autoimagen y hacer un plan proactivo para el crecimiento futuro de la autoestima.

Dejar ir las inseguridades también implica aceptar que no necesitas ser perfecto, solo necesitas ser lo suficientemente bueno.

6. Reflexiona sobre tu pasado

Ya hemos considerado que mirar su historial lo ayuda a comprender de dónde proviene su miedo a la intimidad en primer lugar. Además, hay otro tipo de reflexión sobre su pasado que puede ser realmente importante y útil.

Específicamente, piense en su historia más reciente. En su vida adulta, ¿qué experiencias con amigos y parejas han reforzado su sensación de que la intimidad no es segura? Tal vez has pasado por varias rupturas con personas que realmente creías que podrían ser "la indicada", o tal vez siempre te has sentido como el amigo que se esfuerza más por mantener el contacto. Todas estas cosas pueden enfatizar que la intimidad solo trae dolor.

Para desafiar esta idea, escriba una lista de veces en las que la intimidad con amigos, familiares o parejas le trajo algo positivo, por pequeño que sea. Use esto como un recordatorio para tener una perspectiva equilibrada de intimidad. Sí, puede ser desalentador, pero también puede ser reconfortante y enriquecedor.

7. Practica ser vulnerable

Finalmente, aunque puede parecer extraño al principio, el tratamiento por miedo a la intimidad a menudo requiere deliberadamente hacerse vulnerable. Esta es una forma de enseñarte a ti mismo que estar cerca de los demás no tiene por qué ser aterrador. Empieza pequeño. Desafíate a chatear con una nueva persona en el trabajo, en una clase o simplemente de pasada, o comparte un hecho poco conocido sobre ti con un amigo y nota su respuesta positiva.

Con el tiempo, puede trabajar para hacer cambios más grandes, demostrando tanto los beneficios de la intimidad como mostrándose que realmente tiene la capacidad de recuperación cuando no obtiene los resultados ideales.

Crucialmente, practicar ser vulnerable implica ser conscientemente más tú. Muestre al mundo su verdadero yo, no una máscara, y tenga fe en que las personas correctas responderán de manera abierta y amorosa. Si no haces esto, entonces evitas experimentar la alegría asociada con ser verdaderamente conocido.

Comience a manifestar el amor hoy

¡Puede estar mucho más cerca de manifestar amor y abundancia de lo que piensa! Una vez que empiezas a superar el miedo a la intimidad y elimina los bloques de abundancia que están saboteando tu éxito, te sorprenderá lo fácil que realmente es atraer la vida de tus sueños.

Si cree que puede haber algo más que lo detenga hoy, asegúrese de haz este cuestionario de abundancia de 30 segundos. Identifica qué bloque de abundancia te está frenando y obtenga asesoramiento personalizado gratuito para superarlo

Entonces, ¿estás listo para manifestar la vida de tus sueños? Comience con este cuestionario, solo haga clic aquí ahora.

cuestionario gratuito