¿Qué son los empáticos? 14 rasgos empáticos y teorías científicas

En las historias de ciencia ficción y fantasía, los empáticos pueden detectar y comprender las emociones de las personas que los rodean. Entonces, ¿los empáticos son reales? Resulta que existe evidencia científica creíble de empáticos. La empatía intensa no es sobrenatural. Más bien, es una forma evolucionada de intuición que puede relacionarse con una variedad de diferencias biológicas y psicológicas entre usted y otras personas. Si bien indudablemente hay enormes beneficios para ser empático, también existen luchas significativas asociadas con este conjunto de habilidades.

Si tiene altos niveles de empatía, debe manejarlos con cuidado para evitar el agotamiento. Esta guía lo ayudará a comprender lo que significa ser empático y puede ayudarlo a aprender a saber si es uno de ellos. También exploraremos las últimas investigaciones científicas sobre empáticos, como los estudios que giran en torno a las neuronas espejo en humanos. Estos estudios pueden arrojar luz sobre por qué algunas personas se desarrollan de esta manera única.

¿Qué son los empáticos?

En pocas palabras, los empáticos son personas que captan y absorben las emociones de los que les rodean. A veces descrita en términos de leer la energía de otra persona, esta habilidad se destaca tanto en las relaciones cercanas como en las interacciones superficiales con extraños. Este alto nivel de sensibilidad significa que los empáticos son altamente capaces de ofrecer comprensión y compasión. Del mismo modo, también significa que pueden sentirse abrumados fácilmente.

También es importante tener en cuenta que muchos empáticos no se limitan a detectar emociones. También pueden captar sensaciones físicas y percibir la orientación espiritual de alguien. También pueden sintonizar con la motivación de una persona o leer inmediatamente sus intenciones.

En algunos casos, los empáticos son completamente conscientes de que están experimentando sentimientos que no les pertenecen. Sin embargo, en otros casos (y especialmente en los primeros años de vida), los empáticos pueden estar realmente confundidos por lo que captan. En consecuencia, puede resultarles difícil saber lo que realmente quieren. El diario y la terapia autorreflexivos pueden ser extremadamente útiles para un empático; estos procesos les permiten examinar sus pensamientos, emociones y deseos sin el nivel habitual de interferencia.

Con esta imagen amplia en mente, ahora podemos pasar a ver los rasgos principales que se ven comúnmente en los empáticos.

¿Eres empático? 14 rasgos de un empático

Los empáticos pueden experimentar sus dones de manera diferente, especialmente dependiendo de cuándo (o si) se dan cuenta de que son significativamente diferentes de la persona promedio.

Además, la empatía (como todos los rasgos) se obtiene gradualmente, por lo que algunos empáticos notarán los catorce signos principales, mientras que otros solo detectarán un puñado. Sin embargo, si eres empático, es muy probable que hayas tenido la mayoría de estas experiencias al menos una vez en tu vida.

Piense en la siguiente lista como una especie de prueba de empatía; Si te preguntas “¿Soy empático o simplemente sensible?”, investigar estos rasgos puede ayudarte a aclarar tu autoconcepción.

1. Los empáticos son muy sensibles y emocionales.

Los empáticos son muy abiertos, fáciles de confiar y muy sensibles a las experiencias emocionales (ya sean propias o ajenas).

Esta sensibilidad significa que puedes experimentar los altibajos más altos, pero también te maldice con los mínimos más bajos y con una propensión a ser profundamente herido por relaciones fracturadas. Si eres empático, es posible que pases por una amplia gama de emociones todos los días, tanto por tus propias respuestas a la vida como por lo que captas.

2. A menudo son introvertidos y necesitan tiempo a solas.

Si bien es probable que ames intensamente y te preocupes genuinamente por las personas, tu propensión a asumir sus emociones significa que el tiempo a solas es esencial. De hecho, la mayoría de los empáticos se recargan cuando están solos, en lugar de derivar energía de situaciones sociales (como hacen los extrovertidos ).

¿Qué son los empáticos? 14 rasgos empáticos y teorías científicas 2【El Secreto】Entonces, si tiene niveles de empatía más altos que el promedio, probablemente haya muchos fines de semana en los que prefiera acurrucarse en casa con un buen libro que aceptar una invitación a una fiesta.

3. Desafortunadamente, los empáticos son blancos fáciles para los manipuladores.

Tu empatía significa que las personas a veces pueden aprovecharse de ti. En consecuencia, pueden manipularlo a una posición en la que usted satisfaga sus necesidades emocionales y obtenga muy poco de la relación.

Por ejemplo, es posible que haya notado que a menudo atrae a narcisistas (que están en el extremo opuesto del espectro de la empatía) y víctimas (que necesitan ser "rescatados" por personas compasivas). En consecuencia, los empáticos deben tener cuidado con a quién dejan entrar en sus corazones.

4. Tienen gran intuición y agudos sentidos.

Uno de los rasgos de empatía más obvios es la capacidad de captar señales sutiles mucho antes que la mayoría de las personas. Por lo tanto, es posible que note un posible romance entre dos amigos antes que cualquier otra persona o que detecte indicios de peligro muy rápidamente. Además, probablemente tenga talento para asumir riesgos calculados.

Esta agudeza intuitiva es uno de los grandes beneficios de la empatía y le da una ventaja en muchas áreas de la vida.

5. Asumen los sentimientos y problemas de otras personas.

Como se señaló anteriormente, ser empático te hace susceptible a confundir tus emociones con las de los demás. Por ejemplo, puede asumir el mal humor de sus colegas y terminar peleando con su pareja. O puede absorber pasivamente las opiniones de un grupo que normalmente no representan sus valores.

Crear y mantener límites entre usted y los demás es una parte vital de vivir con mayor empatía, lo que le permite identificar lo que realmente es suyo.

6. Los empáticos tienden a ser increíblemente creativos.

Las emociones y experiencias intensificadas de los empáticos les brindan una enorme riqueza de material para expresar de manera creativa. Si eres empático, es probable que con frecuencia te sientas inspirado por lo que sientes.

Algunos empáticos son artistas, músicos o escritores tradicionales, mientras que otros son actores, bailarines o expresivos físicamente de otras formas. En muchos casos, los actos creativos ayudan a los empáticos a liberar las emociones reprimidas de una manera saludable y productiva.

7. La gente dice que son grandes oyentes.

Como era de esperar, los amigos y familiares de los empáticos a menudo informan que son fantásticos oyentes. Esto se debe a que ser un buen oyente requiere ponerse en el lugar de la otra persona; nadie es mejor para hacer eso que alguien que intuitivamente capta emociones.

Los empáticos suelen ser maravillosos a la hora de expresar con palabras los sentimientos de un ser querido, haciéndolo sentir comprendido, respetado y menos solo . En consecuencia, los empáticos a menudo gravitan hacia trabajos que implican escuchar (por ejemplo, asesoramiento y enseñanza).

8. Odian decir que no.

Debido a que pueden sentir la decepción, la desesperación y la tristeza de otras personas, los empáticos realmente odian tener que decir que no . ¡Esto significa que a menudo asumen demasiados compromisos! Desafortunadamente, esto suele ser todo para que puedan satisfacer las necesidades de sus amigos, familiares o compañeros de trabajo. Si eres empático, también estás tan acostumbrado a hacer trabajo emocional para otras personas que puedes expandirlo automáticamente para inducir favores generales, incluso si ya estás sobrecargado.

9. Los empáticos son detectores de mentiras humanos.

En general, se beneficiará de la capacidad de captar mentiras en otras personas. Puede ayudarlo a tomar decisiones tempranas sobre si confiarle un secreto a alguien, por ejemplo. También puede ayudarlo a proteger a sus seres queridos de los mentirosos. El lado menos agradable de ser un detector de mentiras humano es que te permite ver a través de alguien cuando prefieres quedarte en la oscuridad. Esto puede ser doloroso, aunque sea útil.

10. A menudo sufren de fatiga y ansiedad.

La bondad tiene muchos efectos positivos en la salud. Sin embargo, si eres empático, el nivel de bondad que extiendes hacia los demás puede ser francamente agotador. Puede estar tan ocupado tratando de llevar las emociones de otras personas, escuchando sus problemas y ayudándoles a resolver sus problemas que se fatiga físicamente o se agita emocionalmente. Como resultado, los empáticos son susceptibles al síndrome de fatiga crónica y a problemas de salud mental como la ansiedad y la depresión.

11. Pueden sentirse abrumados fácilmente por sus poderes empáticos.

Incluso una vez que comprenda bastante bien su empatía y haya aprendido técnicas para separar sus emociones, es muy fácil volver a sentirse abrumado nuevamente.

Por ejemplo, si alguien a quien amas está angustiado, es posible que te abrume por completo su tristeza. Mientras tanto, si estás en una gran multitud, la proximidad de tantas mentes y emociones puede parecer demasiado para soportar. Estas son algunas de las muchas razones por las que los empáticos necesitan tiempo a solas.

12. A los empáticos les encanta estar rodeados de naturaleza.

¿Qué son los empáticos? 14 rasgos empáticos y teorías científicas 3【El Secreto】

La vida cotidiana tiende a ser agitada y ruidosa, por lo que no es de extrañar que los empáticos prosperen en la naturaleza. Si tiene un alto nivel de empatía, estar en espacios abiertos puede sentirse maravillosamente tranquilo y reconfortante. De hecho, muchos empáticos citan estar junto al océano o pasear por el campo como ingredientes necesarios de sus rutinas de cuidado personal . Además de ofrecer paz y tranquilidad, pasar tiempo en la naturaleza puede darle una sensación de liberación.

13. Son soñadores crónicos.

Uno de los signos de empatía menos obvios es soñar despierto constantemente. Esto a menudo se asocia con la vívida imaginación del empático. En consecuencia, esto le permite contemplar una variedad infinita de escenarios (especialmente escenarios que son altamente evocadores emocionalmente).

Además, soñar despierto puede parecer una forma de escapar de la vida cotidiana. Entonces, muchos empáticos recurrirán al poder de sus mentes creativas. Esto puede ayudar a distraerlos de las emociones abrumadoras de quienes los rodean.

14. Los empáticos a menudo se olvidan de sí mismos.

Los empáticos pueden concentrarse tanto en las necesidades y sentimientos de los demás que efectivamente comienzan a "desconectarse" de sus propias necesidades. En casos extremos, esto puede conducir a la negligencia personal, lo que lo llevará a sentirse mal física o emocionalmente. Para vivir una vida plena y feliz, alguien con altos niveles de empatía necesita dedicar tiempo deliberadamente a darse cuenta de sus propios pensamientos y sentimientos. Una práctica diaria de atención plena o meditación puede ayudar con esto, cultivando un hábito de autorreflexión.

6 teorías científicas detrás de la empatía

Ahora que tiene una mejor idea de si califica como empático, es posible que se pregunte qué explica esta habilidad. Intuir los sentimientos y pensamientos de los demás puede resultar francamente extraño y desconcertante a veces. Mientras tanto, si no se identifica como empático y se convierte en un escéptico empático, probablemente se esté preguntando si realmente existe alguna evidencia creíble de que tales individuos realmente existen.

Resulta que hay al menos seis explicaciones científicas plausibles para lo que puede parecer, a primera vista, una superpotencia inverosímil. Resumiremos las últimas investigaciones a continuación. Además, intentaremos explicar las ramificaciones que podría tener para desarrollar una mejor comprensión de la empatía en el futuro. Si bien el jurado aún está deliberando sobre por qué exactamente algunas personas desarrollan una mayor capacidad de empatía, es muy probable que una o más de las siguientes hipótesis resulten correctas.

1. Trastorno del procesamiento sensorial

El trastorno del procesamiento sensorial es una condición que hace que el cerebro del individuo afectado tenga dificultades para trabajar a través de la información absorbida del mundo que lo rodea. Puede hacerte hipersensible a todo, desde los olores hasta los sonidos y los toques ligeros en la piel. Este proceso puede percibirse como doloroso. Y cuando la vida se vuelve demasiado ruidosa o sobreestimulante de alguna otra manera, es posible que se tambalee, tropiece con facilidad y le resulte difícil calcular las distancias. Algunas personas incluso informan mareos, así como un aumento de la ansiedad.

Ahora bien, ¿cómo se relaciona todo esto con la empatía? Algunos científicos han sugerido que la sensibilidad sensorial también puede ocurrir al nivel de las emociones en algunas personas. Esto los haría mucho más conscientes de los sentimientos de los demás. Desde este punto de vista, una mayor empatía es el equivalente emocional de sentir dolor con el toque más suave de su brazo.

En cuanto a las causas del trastorno del procesamiento sensorial en primera instancia, la evidencia es mixta. Algunos estudios indican un componente genético (por lo que los empáticos pueden tener al menos un padre muy empático), y otros relacionan el trastorno del procesamiento sensorial con la actividad cerebral anormal que ocurre en respuesta al ruido o la luz.

¿Qué son los empáticos? 14 rasgos empáticos y teorías científicas 4【El Secreto】2. Los empáticos podrían tener neuronas espejo hiperactivas

En términos más simples, las neuronas espejo son células cerebrales que tienen un vínculo comprobado con la compasión humana. Es gracias a estas neuronas que la mayoría de nosotros somos capaces de experimentar al menos una mínima empatía. Por ejemplo, sentirse triste cuando alguien está sufriendo o experimentar felicidad ante el éxito feliz de otra persona.

Los estudios muestran que las neuronas espejo se activan durante el compromiso empático entre médicos y pacientes. Los escáneres cerebrales indican que cuando vemos a alguien experimentar una emoción, estas neuronas espejo se activan en áreas del cerebro que corresponden a esas emociones observadas. Los científicos han descubierto que las neuronas espejo también desempeñan un papel en el comportamiento de otros animales, especialmente los primates.

La conexión entre las neuronas espejo y los empáticos es que existe una gran posibilidad de que más neuronas conduzcan a una empatía más intensa. Entonces, si eres empático, es posible que tengas una proliferación de estas células cerebrales mayor que la media. Una vez más, es probable que haya un componente genético en juego aquí.

Sin embargo, se están investigando otros factores determinantes. Mientras tanto, las personas que tienen algún tipo de trastorno de personalidad antisocial (por ejemplo, sociópatas y psicópatas) pueden tener menos neuronas espejo que el promedio.

3. Electromagnetismo

En una nota completamente diferente, muchos de los síntomas de empatía anteriores podrían explicarse por el electromagnetismo. Esta teoría en particular se deriva de un trabajo fascinante realizado por investigadores del HeartMath Institute , que han explorado si nuestros campos electromagnéticos son capaces de influir en los campos magnéticos de otros.

En particular, el HeartMath Institute ha analizado los hallazgos que sugieren que nuestros corazones y cerebros generan sus propios campos electromagnéticos únicos. Se cree que estos campos pueden comunicar cierto contenido sobre los sentimientos, deseos y creencias del individuo, incluso aquellos entre nosotros que no somos empáticos natos.

Estos hechos sobre el electromagnetismo significan que es posible que los empáticos tengan una mayor sensibilidad a los campos electromagnéticos en los corazones y cerebros de las personas en su vecindad. En consecuencia, el empático podría volverse tan sensible que este proceso es emocional y físicamente agotador. Sigue siendo una pregunta abierta si los empáticos pueden hacer algo para regular esta sensibilidad.

Otras áreas prometedoras de investigación futura incluyen si el impacto en el empático varía según los hechos sobre el campo producidos por el otro individuo. Si es así, podríamos concluir si esto indica algo significativo sobre la profundidad potencial de la relación que podría desarrollarse entre el empático y la otra persona.

4. Sensibilidades hormonales y químicas

Partes de la psicología empática también podrían relacionarse con los niveles hormonales y con los niveles de neurotransmisores (es decir, mensajeros químicos en nuestro cerebro).

¿Qué son los empáticos? 14 rasgos empáticos y teorías científicas 5【El Secreto】

Un contendiente particularmente prometedor es la dopamina , un neurotransmisor que juega un papel clave en cómo respondemos al placer (y en cómo aprendemos a desarrollar hábitos que promuevan el placer a largo plazo). Los estudios sobre los niveles de dopamina en la población general indican que las personas introvertidas son más sensibles a la dopamina en comparación con las personas extrovertidas. Esto significa que las personas introvertidas tienden a necesitar niveles más bajos de dopamina para experimentar felicidad y placer. Es posible que esta tendencia se generalice.

Por lo tanto, si eres un empático introvertido, es posible que seas más sensible a los pequeños cambios químicos en el cuerpo, incluidos los que son inducidos por el contacto con otras personas. Además, puede haber otras hormonas y neurotransmisores en juego cuando se trata de empatía.

La investigación adicional puede revelar otros vínculos entre la empatía y la sensibilidad biológica. Esto, a su vez, podría conducir a una investigación sobre cómo podríamos mejorar la empatía en aquellos que carecen de ella.

5. Las emociones pueden ser contagiosas

Ahora estamos empezando a comprender cuán contagiosas pueden ser las emociones. El contagio de emociones es ahora un fenómeno documentado; ayuda a explicar cómo y por qué captamos los sentimientos de quienes nos rodean. Incluso el individuo medio se ve afectado por el contagio emocional. Por ejemplo, los bebés lloran cuando pueden escuchar a otros bebés enojarse. Además, si una persona muestra signos de ansiedad, rápidamente puede comenzar a extenderse a un grupo más grande.

Las emociones positivas también pueden ser contagiosas. Por ejemplo, las estadísticas de actos de bondad al azar muestran que las personas se vuelven más compasivas cuando reciben compasión, y los beneficios de los actos de bondad también pueden extenderse a aquellos que simplemente observan la compasión.

Para rastrear las implicaciones que esto tiene para nuestra comprensión científica de los empáticos, considere que los empáticos pueden ser biológica o psicológicamente más propensos a “contraer” contagios emocionales. Sin embargo, el mecanismo exacto a través del cual esto podría ocurrir sigue siendo un misterio. También hay un aprendizaje positivo aquí para los empáticos. Específicamente, la investigación sobre el contagio emocional muestra cómo los empáticos pueden rodearse de personas optimistas, felices y alentadoras para captar deliberadamente los buenos sentimientos de los demás.

6. Sinestesia

La última hipótesis que vale la pena considerar es que los empáticos pueden experimentar una forma única de sinestesia. La sinestesia es un rasgo neurológico que vincula dos sentidos diferentes que normalmente no estarían asociados entre sí. Por ejemplo, algunas personas con sinestesia probarán sabores particulares cuando vean ciertos colores. Otros asociarán números con un sonido musical. Además, algunas formas de sinestesia pueden incluir oler aromas al escuchar canciones. O vinculando colores particulares a sensaciones corporales específicas. Mucha gente dice que esta es una parte clave de su creatividad; ¡simplemente no saben cómo es la vida para el resto de nosotros!

Sin embargo, en el caso de los empáticos, algunos investigadores han teorizado que está ocurriendo algo llamado sinestesia del tacto del espejo. Este tipo de condición permitiría al empático sentir literalmente lo que sienten otras personas. Esto se describe como si estas emociones se originaran en sus propios cuerpos y no fuera de ellos. Desde este punto de vista, la empatía excesiva es una anomalía neurológica médicamente benigna que conlleva beneficios y desafíos, al igual que todas las formas de sinestesia.

Para investigar más esta hipótesis, los científicos pueden querer probar si los empáticos tienden a tener otras formas superpuestas de sinestesia sensorial regular también.

En conclusión…

Si bien quedan muchas preguntas maravillosas y desconcertantes, hemos visto cómo las experiencias de los empáticos pueden explicarse desde una perspectiva científica. También hemos analizado cómo podemos distinguir la empatía mejorada de la mera sensibilidad. Trate de considerar algunas de las formas en las que podría sacar el máximo provecho de ser empático. Sin embargo, asegúrese de continuar protegiéndose de algunos de los peligros asociados.

¿Cuáles son tus experiencias de empatía, tanto en ti mismo como en los demás? ¿Desearía ser más o menos empático y por qué?

¡Comenta para hacernos saber si eres empático! Díganos si la descripción en el artículo le parece fiel.